Los profesionales autónomos tienen el mes de abril marcado en rojo en su calendario. Y es que, además de la correspondiente declaración trimestral de IVA, tendrán que acometer la Declaración de la Renta. + Info en Cinco Días