La incorporación de soluciones de inteligencia artificial en los entornos de trabajo plantea un debate sobre el control de la actividad a la que están sometidos los empleados durante la jornada laboral. + Info en Expansión