Sindicatos y Empresas de Trabajo Temporal (ETT) en Holanda buscan acercar posturas con las autoridades españolas, preocupados por su reputación tras los polémicos abusos laborales a empleados españoles, aunque el escepticismo lastra el diálogo porque este problema se remonta a más de dos décadas. + Info en El Economista