Mientras en Asia se está produciendo el boom de la clase media, en los mercados desarrollados asistimos a una lucha por conservar la posición que venía teniendo la middle class en décadas pasadas. Esto afecta al consumo de forma muy notable. + Info en El País