La ejecución de la pena de trabajos en beneficio de la comunidad como reproche penal cada vez más frecuente en nuestro Derecho Penal reclama la intervención de una pluralidad de órganos administrativos pero también entidades privadas, en concreto los Servicios de Gestión de Penas y Medidas Alternativas así como las entidades colaboradoras que proporcionan la actividad en la que se concreta el plan de ejecución, órganos que por razón de su naturaleza y de la fase procesal en la que intervienen implican modulaciones notables en los actos de comunicación con el penado. + Info en El Derecho