La propuesta que la Dirección General de Tributos tiene sobre la mesa, que se trate fiscalmente a los ETFs (fondos indexados que replican el comportamiento de índices con muy bajos costes) como a los fondos de inversión -esto es, que cuando se traspase el dinero a otros no tuvieran que tributar por ello-, sigue sin resolverse desde hace nueve meses. Desde el Ministerio confirman que, efectivamente, se está “estudiando una nueva situación”, pero aseguran que aún “no hay nada concreto”. + Info en El Economista