Es difícil mantener a los buenos empleados, pero no debería ser así. La mayoría de los errores que cometen las empresas se pueden evitar fácilmente. Cuando cometes un error, los mejores trabajadores son los primeros en irse porque tienen más opciones. Si no eres capaz de atraer la atención de tus mejores trabajadores, no vas a ser capaz de mantenerlos en tu equipo. Aunque parece de sentido común, a veces no es muy habitual. Los resultados de una encuesta publicada en la Harvard Business Review revelaron que un tercio de los mejores trabajadores no se sienten a gusto con su jefe y están buscando un nuevo puesto de trabajo. + Info en Huffington Post