Más allá de la cuota de autónomos o la dificultad de llevar una empresa, uno de los aspectos que más preocupa al colectivo es una inspección de Hacienda. Cuando llega una carta con el sello de la Agencia Tributaria puede ser indicio de problemas, y es que Hacienda “tiene la lupa puesta sobre los pequeños empresarios”, critica César García Arnal, vicesecretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). + Info en El Economista