Victoria Majadas, la nueva dirigente de la asociación Big Ban Angels -que aglutina a inversores especializados en proyectos emergentes (‘business angel’)-, alaba el desarrollo de la Comunitat en materia de inversión en innovación. Sin embargo, pone sobre la mesa la necesidad de que la Administración y la esfera privada se centren también en el acompañamiento de estas ‘startups’ para que no fracasen en el camino y, de ese modo, puedan consolidarse con éxito y acabar con el lastre de la alta mortalidad. + Info en Las Provincias