La falta de acuerdo entre empresas y estibadores para las sustituciones de verano por vacaciones ha generado que entre 18 y 20 barcos diarios queden paralizados en el Puerto de Valencia ante la falta de personal para descargar la mercancía, así como ha frenado el aumento de la actividad del recinto en un 15%. + Info en El Mundo