Los españoles, según dicen nuestras declaraciones de la Renta, ganamos entre 800 y 1.500 euros de media al mes. Los datos de la Agencia Tributaria indican que el 24% de los contribuyentes de 2015 declaró una renta de entre 12.000 y 21.000 euros. Otros 3 millones de declarantes percibieron entre 21.000 y 30.000 euros en 2015 y el siguiente tramo, entre 30.000 y 60.000 euros, fue declarado por otros 3,1 millones de contribuyentes. Más de 600.000 euros al año sólo fueron declarados por el 0,03% de los ciudadanos, es decir, sólo 7.249 contribuyentes dicen haber cobrado más de este importe. + Info en El Economista.