A la espera de que el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) aclare las dudas sembradas tras la sentencia de 14 de septiembre de 2014, en el caso de Diego Porras, que dictaminó que debía igualarse la indemnización por despido de los temporales y de los indefinidos, los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ) siguen dictando sentencias que ofrecen interpretaciones jurisprudenciales muy dispares -y, en muchos casos, contradictorias-. + Info en El Economista