La pugna entre las grandes fortunas y Hacienda entra hoy en una nueva fase con la propuesta de Bruselas para poner coto a las actividades de los intermediarios fiscales, a quienes se exigirá que notifiquen a las autoridades, so pena de sanción, la planificación impositiva de sus clientes. + Info en Cinco Días