La economía sumergida en España asciende a 168.000 millones de euros y la pérdida de recaudación que provoca es de unos 26.000 millones. Esta es la conclusión a la que ha llegado el Consejo General de Economistas (CGE), que hoy ha publicado el trabajo Reflexiones sobre el fraude fiscal y el problema de las estimaciones, y en el que se revisan otras estimaciones que habían llegado a cifrar la economía sumergida en más de 200.000 millones y la pérdida de recaudación en casi 40.000 millones. + Info en El Mundo