Un pazo abandonado, una nave de becerros y cincuenta gallinas es el origen de Pazo de Vilane, un sueño hecho realidad donde conviven 100.000 aves que ponen 2,5 millones de huevos camperos al mes. + Info en Expansión