Para que dichos seguros puedan formar parte de la deducción por inversión en vivienda habitual, deberá probar que entre las condiciones establecidas por el prestamista para la concesión de la financiación figura la contratación de un seguro de tales características. + Info en Expansión