La asistencia al contribuyente y la mejora en el control tributario son los objetivos del Suministro Inmediato de Información (SII), que afectará a unas 61.000 empresas a partir del 1 de julio de 2017, y cuya entrada en vigor se traducirá en una mayor rigurosidad en el tratamiento de la información, así como la simplificación de las obligaciones formales y la rapidez en las devoluciones. + Info en Expansión