Si algo nos ha enseñado la crisis económica es que los modelos laborales y de creación de empresas están completamente obsoletos. Nuevos modelos económicos requieren un nuevo tipo de emprendedores dispuestos a innovar y a aportar un valor añadido a los servicios de siempre y a las nuevas demandas del mercado. + Info en Estrella Digital