En 2015 una queja a través de Internet puso en alerta sobre que las compañías Vicedo Martí y Enfavi, con sede en la localidad alicantina de Ibi y dedicadas al diseño de productos de plástico, podrían estar realizando un uso fraudulento de software informático. Tanto es así que, tras presentarse una denuncia en el juzgado de lo mercantil número 2 de Alicante, se decretó el registro de las instalaciones. + Info en Valencia Plaza