1. Hechos. La editora internacional Condé Nast, dueña de la conocida revista de moda VOGUE, tuvo conocimiento de que un tercero estaba operando una página web bajo el nombre de dominio voguezapatillas.es. A través de esta página web se explotaba un negocio de venta online de zapatillas deportivas de distintas marcas conocidas. + Info en El Derecho