Vivero, del latin ‘vivarium’, «terreno adonde se trasplantan desde la almáciga los árboles pequeños, para trasponerlos, después de recriados, a su lugar definitivo. Así define la Real Academia Española lo que es un vivero. Pero detrás de esta palabra se esconde otra acepción quizá menos conocida pero no por ello menos importante, sobre todo, para aquellos que deciden emprender. + Info en El Mundo