Una de las ventajas que tenemos las personas con formación en el área fiscal es que no tenemos el problema de a quién encomendar la confección de nuestra declaración de la renta, ya que la mayor parte nos encargamos personalmente de cumplimentar y presentar nuestra declaración del IRPF antes del 30 de junio. + Info en Fiscal-Impuestos