La banca, expertos financieros y hasta el Banco de España están convencidos de que los litigios judiciales y puede que hasta la futura ley hipotecaria, si establece condiciones muy garantistas, acaben encareciendo el préstamo. Se trataría de una traslación de los costes derivados de esas contingencias que a fecha actual continúa sin aparecer en las estadísticas. + Info en El Economista