Uno de cada tres borradores no es correcto por errores, omisiones e imprecisiones que pueden impedir beneficiarse de las reducciones y deducciones fiscales, según estimaciones del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha). + Info en Expansión