El miedo a perder el empleo es, con diferencia y reiteradamente, mes tras mes, según las encuestas del CIS, una de las mayores preocupaciones de los españoles. A pesar de que poco a poco se va reduciendo la tasa de paro, los españoles ya no son los de antes de la crisis, y están mucho más dispuestos a la movilidad geográfica para conseguir un empleo, mejorarlo o mantenerlo, algo que afecta al IRPF en varios sentidos. + Info en Fiscal-Impuestos.