Un trabajador presenta su dimisión de la empresa para incorporarse en otra y, a los pocos días, sufre un accidente de tráfico que le deja incapacitado para ejercer su profesión. Solicita prestación ante el INSS, que es denegada por no hallarse en situación de alta o asimilada en la fecha del hecho causante. + Info en El Derecho