Una salvadoreña se impuso hace unos meses en una competición en la que rivalizaba con participantes de casi una cincuentena de países de todo el globo. Ya fueran de Canadá, Corea del Sur, Kenia o Eslovaquia, todos los competidores tenían algo en común: eran jóvenes, emprendedores y universitarios. + Info en El Confidencial