El Tribunal Supremo defiende en una sentencia el derecho de una empresa a subcontratar a otra para realizar trabajados durante la convocatoria de una huelga, ya que lo contrario supone una defensa “exorbitante” del derecho de huelga. + Info en El Economista