“El FMI da la bienvenida a una impresionante recuperación económica, a una intensa creación de empleo y a una corrección sustancial de los desequilibrios”. Con esta frase se iniciaba el último informe del Fondo sobre la economía española, hecho público a finales de enero, en el que volvía a reclamar, como lo suele hacer casi siempre, más reformas estructurales, más subidas de impuestos y profundizar en la flexibilidad del mercado laboral. + Info en Cinco Días