España cae un total de cuatro puestos en la clasificación global del Foro Económico Mundial. Su puntuación se ha visto reducida por el descenso de oportunidades y la participación económica de las mujeres. + Info en El Mundo