Las grandes empresas afrontan estos meses el reto tecnológico, que según la patronal resulta muy costoso, de adaptarse al nuevo sistema de suministro inmediato de información (SII) del IVA, que desde el 1 de julio revolucionará la forma en que reportan sus facturas a la Agencia Tributaria (Aeat). + Info en Cinco Días