La Comisión Europea saca a España de la vigilancia del desequilibrio económicos excesivo, pero en su informe alerta sobre el uso “generalizado” de contratos temporales y de los efectos negativos que supone para la productividad del país. + Info en El Economista