Los negocios viables, pero que no pueden tener una continuidad en su actividad por falta de relevo generacional o jubilaciones, son una buena oportunidad para emprender o bien para crecer empresarialmente comprando estas compañías. + Info en El Economista