La Comisión Europea cree que las multas impuestas por Hacienda a quienes no declaran correctamente sus activos en el extranjero son “desproporcionadas”, “discriminatorias” y “están en conflicto con las libertades fundamentales de la UE”, por lo que exige cambios inmediatos o amenaza con acudir al Tribunal de Justicia comunitario. + Info en El Mundo