La salida del Reino Unido de la Unión Europea supondrá el desplazamiento de casi 30.000 trabajadores desde Londres hacia otros países comunitarios y un tercio de ellos -unos 10.000- procederán del sector de la banca. + Info en El Mundo