Sareb y Aspac elaboran unas recomendaciones con las que pretenden evitar la judicialización innecesaria de los concursos, que implica una dilación del proceso. + Info en Expansión