En 2008, los hogares que tenían las rentas más altas eran aquellos en los que la cabeza de familia era un trabajador por cuenta propia. En 2014, la situación era justo la contraria, esto es, las rentas más altas estaban relacionadas con los trabajadores por cuenta ajena. Entre ambas fechas, la economía española atravesó la que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, calificó hace poco como la peor crisis de su historia y que, según apuntan los datos del Banco de España, afectó de manera especialmente negativa a empresarios y autónomos. + Info en El Mundo