En 2016, 802 empresas se fueron de Cataluña a otras regiones españolas, por sólo 531 que hicieron el camino contrario. De esto, resulta la pérdida de 271 empresas, lo que se suma a la sangría de los años previos. + Info en Expansión