Una entidad con una prorrata del 2% arrienda inmuebles destinados a vivienda para alguno de sus empleados, soportando por estas operaciones la repercusión del impuesto. Al entender que es de aplicación a estos arrendamientos la exención por arrendamiento de vivienda (LIVA art.20.uno.23º), inicia ante la Administración tributaria un procedimiento de devolución de ingresos indebidos. + Info en El Derecho